Vocación

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

Muchas veces nos hemos preguntamos si tenemos vocación. La palabra vocación viene de la palabra latina "vocatio" que quiere decir llamado. Aparece relacionado con el anhelo y con aquello que resulta inspirador para cada sujeto, concuerda con los gustos, los intereses y las aptitudes de la persona. Implica descubrir quién soy, cómo soy y hacia dónde quiero ir. Estos son elementos para una respuesta dogmática.

Otra manera de develar nuestra vocación es atender a nuestra pasión, esta es una manera pragmática de encontrarla; encontrar los gustos de una persona, sus intereses y aptitudes. Ciertamente allí, en esos procesos que me conmueven, está mi vocación. Este proceso del "darse cuenta" no es tan complejo. En buena medida está marcado por nuestra intuición y por nuestro quehacer espontáneo.

vocación.jpgMi vocación es una característica de mi ser. La coherencia se produce cuando yo, descubriéndola, la reafirmo, desde mi voluntad, con mi decisión. Entonces entro en un proceso de círculo virtuoso que produce un resultado creciente. La vocación nunca está realizada sino que está en germen; nuestra tarea y pasión consiste en hacer brotar ese germen y maravillarnos del resultado que somos capaces de producir. Así la vocación podría caracterizarse como una fuerza interior capaz de ponernos en acción y que, a pesar de la cantidad objetiva de energía empleada, el resultado es desproporcionado y nosotros, en vez de estar agotados, estamos energizados sin comprender porque nos pasa que a pesar de tener que estar cansados estamos llenos de energía. Hemos actuado sobre el chorro de nuestra pasión y ello nos ha traído la vida. Ha brotado entre nuestro ser desencadenando nuevos y novedosos procesos.

Ingredientes

- 1 queso crema light.
- 5 Membrillos.
- Sésamo negro.

Preparación

Se hace una pasta de membrillos, se pelan, cuecen con poca agua, con stevia o azúcar y se muelen con la mini piper.
Se hace un rollo de queso crema como un brazo de Reina relleno con esta pasta de membrillos y se decora con sésamo negro.

Por Marcelo A. Murúa
Cuento Eligiendo cruces, de Mamerto Menapace.
Publicado en el libro Cuentos Rodados, Editorial Patria Grande.

Lectura

Realizar la lectura del cuento en grupo. Es importante que todos los presentes tengan una copia del texto. Se pueden ir turnando dos o tres personas para leer el cuento en voz alta.

Rumiando el relato

Al terminar la lectura entre todo el grupo se reconstruye el relato en forma oral (se lo vuelve a contar).

¿Qué sucede en el relato?

¿Qué sucede con el protagonista? Caracterizar al protagonista.

¿Cuál es su queja?

¿Qué le propone Dios?

¿Cómo es el proceso de su elección? ¿Qué elige finalmente?

¿Qué le muestra Dios entonces?

Descubriendo el mensaje

El cuento nos ayuda a pensar en la vida que a cada uno le tocó vivir, con sus cosas buenas y sus cosas que no nos gustan tanto... todo aquello que solemos llamar "la cruz".

¿Estás conforme con lo que te ha tocado en la vida? ¿Por qué?

¿Qué cambiarías?

¿A qué llamas "cruz" en tu vida? ¿Conoces cruces pesadas en la vida de otras personas? Compáralas con la tuya.

¿Qué mensaje nos deja el cuento?

¿Cómo lo puedes aplicar a tu vida?

Eligiendo cruces

| 0 comentarios | 0 TrackBacks

por Mamerto Menapace, publicado en Cuentos rodados, Editorial Patria Grande

Estos también es del tiempo viejo, cuando Dios se revelaba en sueños. O al menos la gente todavía acostumbraba a soñar con Dios. Y era con Dios que nuestro caminante había estado dialogando toda aquella tarde. Tal vez sería mucho hablar de diálogo, ya que no tenía muchas ganas de escuchar sino de hablar y desahogarse.

El hombre cargaba una buena estiba de años, sin haber llegado a viejo. Sentía en sus pierna el cansancio de los caminos, luego de haber andado toda la tarde bajo la fría llovizna, con el mono al hombre y bordeando las vías del ferrocarril hacía tiempo que se había largado a linyerear, abandonando, vaya a saber por qué, su familia, su pago y sus amigos. Un poco de amargura guardaba por dentro, y la había venido rumiando despacio como para acompañar la soledad.

Finalmente llegó mojado y aterido hasta la estación del ferrocarril, solitaria a la costa de aquello que hubiera querido ser un pueblito, pero que de hecho nunca pasó de ser un conjunto de casas que actualmente se estaban despoblando. No le costó conseguir permiso para pasar la noche al reparo de uno de los grandes galpones de cinc. Allí hizo un fueguito, y en un tarro que oficiaba de ollita recalentó el estofado que le habían dado al mediodía en la estancia donde pasara la mañana. Reconfortado por dentro, preparó su cama: un trozo de plástico negro como colchón que evitaba la humedad. Encima dos o tres bolsas que llevaba en el mono, más un par de otras que encontró allí. Para taparse tenía una cobija vieja, escasa de lana y abundante en vida menuda. Como quien se espanta un peligro de enfrente, se santiguó y rezó el Bendito que le enseñara su madre.

cruces.jpgTal vez fuera la oración familiar la que lo hizo pensar en Dios. Y como no tenía otro a quien quejarse, se las agarró con el Todopoderosos reprochándole su mala suerte. A él tenían que tocarle todas. Pareciera que el mismo Tata Dios se las había agarrado con él, cargándole todas las cruces del mundo. Todos los demás eran felices, a pesar de no ser tan buenos y decentes como él. Tenían sus camas, su familia, su casa, sus amigos. En cambio aquí lo tenía a él, como si fuera un animal, arrinconado en un galpón, mojado por la lluvia y medio muerto de hambre y de frío. Y con estos pensamientos se quedó dormido, porque no era hombre de sufrir insomnios por incomodidades. No tenía preocupaciones que se lo quitaran. En el sueño va y se le aparece Tata Dios, que le dice:

-Vea, amigo. Yo ya estoy cansado de que los hombres se me anden quejando siempre. Parece que nadie está conforme con lo que yo le he destinado. Así que desde ahora le dejo a cada uno que elija la cruz que tendrá que llevar. Pero que después no me vengan con quejas. La que agarren tendrán que cargarla para el resto del viaje y sin protestar. Y como usted está aquí, será el primero a quien le doy la oportunidad de seleccionar la suya, vea, acabo de recorrer el mundo retirando todas las cruces de los hombres, y las he traído a este galpón grande. Levántese y elija la que le guste.

Por: Andrea Valdivieso A.

El aniversario número 10 de la encuesta UC Adimark, que nos ha permitido una interesante ventana al "alma de Chile", ha suscitado interesantes análisis por la velocidad de los cambios en que hemos estado envueltos la pasada década. El más comentado de todos, es la oscilación de un país optimista y pujante, a uno en que prevalece el pesimismo y la desconfianza, factores que se asocian al estancamiento.

Una de las áreas que ha monitoreado esta encuesta es la religión. Gracias a ésta sabemos que entre 2006 y 2012 la cifra de quienes se identifican como católicos bajó de 70% a 59%. Sabemos también que la pertenencia al mundo evangélico subió del 14 al 18% durante la década y que quienes se declaran no tener religión o ser ateos, actualmente llega al 22%, cifra alta en el contexto latinoamericano.

no son los curas son los padres.jpgEl secularismo, antes presente en la elite intelectual chilena, hoy es un fenómeno transversal en la juventud. Al punto de que 1 de cada 4 jóvenes declara no tener religión. Los expertos que analizan estos datos afirman que los recientes escándalos protagonizados por algunos miembros del clero, no tienen directa relación con este declive, tampoco las deficiencias en el manejo de estos casos de la jerarquía, o por el hecho de que los buenos sacerdotes que hay estén sobrepasados. Puesto que la fe, como la caridad, parten por casa y cuando es sólida no se desmorona por la mala conducta de algunos. Es decir, el referente es Cristo, no sus seguidores. De hecho, las curvas de declinación de la identificación católica por edad, son exactamente las mismas que se obtienen para la diferencia entre aquellos que se identifican con alguna religión, cualquiera sea. Es decir, la fe católica o cristiana (evangélica), no está siendo efectivamente traspasada a las nuevas generaciones, que se apartan de sus raíces, al ser éstas probablemente débiles, lo que algunos estudios identifican con una incongruencia religiosa de los padres.

Por: Paulina Johnson Valenzuela

Así como van las cosas, lo más probable es que tengamos ley de aborto en Chile, es decir que dar muerte al hijo en gestación será abiertamente legal, por ahora, teóricamente, sólo en tres causales. Pareciera que este es el pulso del tiempo.

¿Qué hacer entonces?

embarazo-cancer-mama-mitos-300x380.jpgLo primero es agradecer a tantos que serenamente y apelando a la razón, se han manifestado en contra del proyecto y han alzado la voz para defender a los no nacidos que no verán la luz.

Han intentado defender también a sus madres, a quienes pareciera que nuestra sociedad no tiene nada mejor que ofrecerles que permitirles abortar, lo cual aunque legal, éticamente será siempre un grave e irreparable atentado a la vida del más desvalido e inocente de los seres humanos.

Como sociedad, estaremos desconociendo el más primario de los derechos del ser en gestación, cual es su derecho a la vida, y a la madre, el derecho a ser auxiliada en situaciones tan difíciles y dramáticas como para llevarla a buscar la muerte de quien ya vive sin haberlo siquiera pedido.

También es necesario agradecer a las instituciones y personas que diariamente y desde hace años, ofrecen apoyo a quienes cursan un embarazo en condiciones de vulnerabilidad, sea por no haberlo deseado, por enfermedad del concebido o de su madre, o por alguna otra razón que ponga en riesgo la vida del que está por nacer. .

anular persona.jpeg

El peor daño que se le da sólo personal es darles todo. Quien quiere anular a otro sólo tiene que evitarle el esfuerzo, impedirle que trabaje, que proponga, que es enfrentar los problemas (o posibilidades) de cada día, que tenga que resolver dificultades.

Regalarle todo la comida, la diversión y todo lo que piden. Así le evita usar todas las potencialidades que tiene como sacar recurso que desconoce desplegar su creatividad . Quien vive de los regalado se anula como persona, se vuelve perezosa, aniquilósada y como estanque de agua por inactividad pudre el contenido.

congo.jpgUn grupo de migrantes africanos espera en la frontera entre Costa Rica y Panamá. / EFE

La migración africana llegó a Centroamérica, particularmente a Costa Rica, país que vive una bomba de tiempo con los migrantes. Desde noviembre pasado cuando Nicaragua decidió cerrar su frontera a migrantes irregulares, una oleada de cubanos llegó a Costa Rica. Hasta ahora han llegado 8.000 isleños, que en marzo lograron continuar su migración a Estados Unidos gracias a un operativo aéreo en el que participaron México, El Salvador y Guatemala.

Hoy el tema se complica por la llegada de 500 africanos, la mayoría de República del Congo, que fueron expulsados de Panamá y se encuentran varados en Costa Rica, que de nuevo debe enfrentar la crisis migratoria solo.

"Nosotros no podemos regresar a Congo, el que sale de África por refugio y se regresa, paga con la vida", dijo a Efe Wilson Cámara, un congoleño que viaja en el grupo.

 

Entradas recientes

Declaración de Bien Familiar
Por Ingrid Jiménez La declaración de un bien en familiar tiene por objeto proteger a la familia asegurándoles a sus…
en Todo Mujer
Breve Análisis del Estado Social
Por: Ingrid Jiménez Meza Abogada El programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018), señala dentro de sus objetivos:…
en Todo Mujer
Burundi, Sudáfrica. Situación fuera del ojo mundial
Por: María Paz Zárate B. Abogada Si analizamos las noticias a nivel mundial, se enfatiza en Siria, Israel, Palestina. Pero…
en Todo Mujer